PRESENTACIÓN

Nacida de una idea, de una locura, de un deseo de rebasar los límites… ALMAAZ, símbolo para algunos, joya para otros… Una piedra preciosa en levitación dentro de un Magnum conteniendo un sublime ensamblaje de vinos prestigiosos creados por un misterioso enólogo. Elaborado en el más grande misterio, este ensamblaje permanecerá secreto hasta el fin de los tiempos. Alianza perfecta entre el lujo y el refinamiento, el oro y el diamante se unen para ofrecerles una joya única, encerrada en un joyero de lo más divinos, que se liberará sólo con la última gota del néctar en el cual levita.

¿Un nuevo símbolo para la élite? Eso es lo que han querido crear los diseñadores de esta maravilla de tecnología. Imaginada de la A a la Z, ALMAAZ es única, el frasco fue creado por nuestros maestros vidrieros, hasta el sistema de grapa “invisible” sobre el cual domina con orgullo nuestro emblema. ALMAAZ reconoce a aquellos que se reconocen en ella, la última locura… Un sueño imposible, un deseo inaccesible.